domingo, 3 de mayo de 2015

AL FNAL DE LA CIUDAD DORMIDA

No es la primera vez que inicio un post diciendo que no entiendo de música, y que tengo las orejas (que no oidos) únicamente para llevar las gafas de presbicia. Mariano Casanova, mi amigo de la calle Caracoles del barrio de La Jota y del grupo Esgarramantas del movimiento Junior ha sacado su primer disco en solitario. Bueno eso dice él, a mi me parece un D-14 pero asumiendo él solo las responsabilidades: también como siempre. 

Pero esto de la música es como los toros: que me retiro, que ahora vuelvo, que lo llevo en la sangre; pero no me quejo, mejor que Mariano saque un nuevo disco a que se dedique a publicidad o algo relacionado con la imagen, porque mira que sale feo en la portada. Susana, si lees esto, sigo sin entender el porque es esta foto, con las fotos tan buenas que tendrás de él.

Desde que se presentó el CD, prácticamente todos los días he oido dos o tres canciones. Me quedo con la contundencia de "Y el amor". Mariano me habló de esta canción en octubre de 2010, cuando coincidimos en la inauguración del memorial del cementerio de Torrero, donde me contó el asesinato de su bisabuelo "por pensar distinto a Dios". 

Creo que es un CD  familiar: Su abuela, su bisabuelo, su madre, su hijo su mujer: todos aparecen de una manera u otra. La infancia, los recuerdos, el barrio siguen presentes en sus letras,  que igualmente hacen una concesión patriotica "De colores"  y a la denuncia social "la hipocresia".
En el libreto, una mención a mi hermano "Gilito" y a otros caídos.
Matías Uribe, principal crítico musical de Aragón en una crítica periodistica alababa los estilos, colaboración y características técnicas musicales y demás apreciaciones artísticas. 
Yo no entro en esos terrenos, simplemente:  Me gusta. No me canso de oirlo. Muchas canciones me emocionan, a pesar de que ya me sé las letras casi de memoria.

 Supongo que tendrá algún defecto. No seré yo quien lo busque. Gracias Mariano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada