martes, 24 de mayo de 2016

La Contradanza de Cetina

El 19 de mayo, Cetina dedica sus fiestas a San Juan Lorenzo, hijo y patrón de Cetina, por eso el pasado jueves e invitado por mi amigo Jesús Rubio, que es profesor de bailes y danzas populares en la Escuela Municipal de Musica y Danza de Zaragoza, visito la localidad para conocer esta tradición, y por supuesto para hacer alguna foto. Como siempre, no voy a hacer una descripción técnica del asunto en cuestión. Quien desee información la encontrará de sobras en multitud de paginas web

 Mi mujer, que trabaja como médico rural en la zona, me recomienda que me acerque a saludar a Bernardo, el farmaceutico de Cetina y a su familia. Como tengo tiempo de sobras, pregunto a varias personas del pueblo por la ubicación de la farmacia. Nada más llamar a timbre y sin necesidad de presentarme, me invitan a entrar. La primera sorpresa me la llevo al encontrarme con Mariano Casanova, Susana su mujer y Leo, el hijo de ambos.

Mariano grabó el año pasado el video para su canción "De Colores" teniendo como fondo Cetina, sus fiestas y la Contradanza, y este año, con tranquilidad, quiere disfrutar de Cetina, sus fiestas y la Contradanza, sin el agobio del año pasado por la grabación. Aquí puedes disfrutar del video en cuestión De Colores .

Las sorpresas no acaban aquì. Hablando con Mariano, le explico que Françoise trabaja por aquí. Al oír este nombre, César que hasta ese momento estaba ultimando la máscara. se identifica como compañero de trabajo, al igual que Ana, su mujer.  Mentiría si dijera que ahora ya me siento como en casa, pues nada más que toqué el timbre fui acogido maravillosamente sin que fuese conocida  mi procedencia





A la invitación de César no dudo en probar la máscara que posteriormente llevará Bernardo hijo.





Tomo una decisión. Voy a hacer fotos de los contradanceros en su recorrido por el pueblo: encendido de hachones, busqueda del alcalde y del cura y recorrido a la plaza, donde ejecutarán las 31 mudanzas, únicamente a la luz de la luna, de los propios hachones y a la sombra del castillo palacio donde celebro su matrimonio D. Francisco de Quevedo. La plaza estará abarrotada por lo que no podré hacer fotografías del desarrollo de la Contradanza. Jesús Rubio y el resto de compañeros de viaje, llevan pacientemente desde la 08:00 sentados en las escaleras de la plaza para no perderse ni un solo movimiento.

 La supervivencia de la celebración parece asegurada.

 Jesús Rubio, gran conocedor de ésta y todas las danzas de Aragón, utiliza la palabra frágil para definir una de las principales características de esta tradición.

 Los danzantes, o contradanceros, son chavales jóvenes, estudiantes o  trabajadores que deben dedicar mucho tiempo para la preparación de la contradanza. Algunos no viven en la localidad. Por otra parte la Contradanza es una actividad física muy exigente, como me comenta mi mujer, que de vez en cuando los atiende por problemas físicos debidos a los necesarios ensayos para la actuación ininterrumpida de aproximadamente hora y cuarto. La lesión, o cualquier tipo de impedimento de uno solo de los nueve contradanceros, puede echar por tierra la actuación. Por eso Jesús utiliza la palabra frágil



















 El cura, de importación como tantos otros sacerdotes que ejercen el ministerio en Aragón, escucha los requerimientos del Diablo.



 Golpeando la parte encendida de las teas contra el suelo se consigue avivar el fuego de las mismas. La luz, al llegar a la plaza, se apaga. Solo la iluminación de las teas y la luna. Quien utilice un flash es recriminado.


Al llegar al bar la Luna, los contradanceros se ponen la máscara, el diablo se cala la boina y respiran fuerte. Todos los entrenamientos, esfuerzos, sacrificios de un año se van a ofrecer a un público entregado.


Todo el sueño y trabajo de un año

Adelante....

El resto, las fotos de las mudanzas y de la contradanza lo dejamos para el año que viene, que aguardarè  pacientemente en la plaza quevediana para poder hacer las correspondientes fotos













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada